Todo es el fantasma

Todo es el fantasma de sí mismo


Instalación
2018

En 1940, Bioy Casares escribió La invención de Morel, una novela fantástica y paradigmática, donde se pone en juego una de las hipótesis más sugerentes de toda la ciencia ficción: la coincidencia, en un mismo espacio, de un objeto y su representación. Es curioso que, si bien en la isla de La Invención de Morel hay otras construcciones, Bioy Casares haya escogido el Museo como espacio no contenedor de obras de arte, sino lleno de hologramas, que preservan la memoria y logran la inmortalidad de las personas que han sido grabadas. La bitácora del fugitivo funciona como la narración de lo que sucede pues sin ella, la isla sería una utopía sin memoria, un espacio mutilado, un espacio sin ritual, un espacio invisible.

Todo es el fantasma de sí mismo es, al igual que la invención de Morel , es una especie de narración insular en donde la máquina es sustituida por la cámara fotográfica y las proyecciones por imágenes. Es una eterna repetición que nos arroja a la extrañeza, pues pone en evidencia ese espacio entre la presencia y la ausencia de una imágen.

In 1940, Bioy Casares wrote The invention of Morel, a fantastic and paradigmatic novel, where one of the most suggestive hypotheses of all science fiction is put into play: the coincidence, in the same space, of an object and its representation. It is curious that, although there are other constructions on the island of La Invention de Morel, Bioy Casares has chosen the Museum as a space not a container of works of art, but full of holograms, which preserve the memory and achieve the immortality of the people who They have been recorded. The fugitive’s log works like the narration of what happens because without it, the island would be a utopia without memory, a mutilated space, a space without ritual, an invisible space.

Everything is the ghost of itself is, like Morel’s invention, it is a kind of island narration where the machine is replaced by the camera and projections by images. It is an eternal repetition that throws us into strangeness, because it reveals that space between the presence and the absence of an image.

Instalación mostrada como parte de la muestra final de generación 2016 – 2017 del posgrado en producción y crítica de arte SOMA México, “El movimiento no está en la pantalla”.